Antesala del Golpe de Estado

El primero de marzo de 1936 el Frente Popular realizó en Pamplona un mitin para protestar contra las políticas que en la Diputación Foral de Navarra practicaba la Gestora que la gobernaba, puesta por el anterior gobierno derechista de la CEDA. Los oradores fueron Ramón Bengaray y Aquiles Cuadra por IR, Jesús Monzón por el PCE y Constantino Salinas por el PSOE, que no asistió. En la fotografía se muestra uno de los carteles que lo anunciaba. De ese mitin salió la decisión de arrebatarle a la derecha la Gestora que gobernaba la Diputación (6).

Elecciones-1936

El día 6 de marzo de 1936 el PCE tomó el Palacio de la Diputación, que estuvo en su poder durante una hora y media. Al llegar la policía, los invasores salieron por la puerta de atrás, confundiéndose con la gente de izquierda que había acudido al sitio. Solamente fue hecho preso Jesús Monzón, el líder comunista (6).

El Frente Popular organizó una manifestación de apoyo que recorrió Pamplona mientras que Jesús Monzón estaba detenido. Se caldearon los ánimos y Bengaray  y Tomás Áriz, del PCE, trataron de apaciguar a los manifestantes, pero estos atacaron al Diario de Navarra intentando quemarlo y, en el tumulto, murieron una mujer y un muchacho de 16 años.

Ramón Bengaray se presentó también a las elecciones de compromisarios realizadas el 26 de abril de 1936 para designar al Presidente de la República (7). Según el Diario de Navarra, la mayor votación fue de 67.952 votos para Félix Díaz, de la Derecha, resultando el más votado de la izquierda Ramón Bengaray que, con 25.800 votos, quedó de octavo. Fueron elegidos los 7 primeros, quedando todos los candidatos de la izquierda fuera de juego.

Ramón Bengaray fue siempre partidario de que Navarra fuera incluida en el estatuto Vasco y así votó en las diferentes instancias. Consecuente con sus ideas, el 15 de junio de 1936 se dirigió, como Presidente del Frente Popular y representante de Izquierda Republicana, a la Comisión de Estatutos de las Cortes y a la Presidencia del Gobierno protestando porque se había eliminado del Estatuto Vasco la disposición adicional que permitía la posible incorporación de Navarra.

“El apoyo masivo al Estatuto Vasco o Vasco-Navarro en tres asambleas generales de Ayuntamientos tuvo como protagonistas no sólo a grandes líderes socialistas como Constantino Salinas, Salvador Goñi o Florencio Alfaro, primer concejal socialista de Pamplona, sino la flor y nata de la izquierda republicana, como Mariano Ansó; Rufino García Larrache; Ramón Bengaray; Jesús Artola; Julio Huici; Javier Iciz; David Jaime; los tudelanos Aquiles Cuadra y José Burgaleta, y otros muchos que luego fueron fusilados o exiliados” (15).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.